lunes, 6 de noviembre de 2017

Reseña: Shadows linger, de Glen Cook

SINOPSIS: Soldados mercenarios al servicio de la Dama, la Compañía Negra lucha contra los rebeldes de la Rosa Blanca. Son hombres duros, orgullosos de cumplir sus contratos. La Dama es malvada, pero también lo son los que falsamente declaran seguir a la Rosa Blanca, la reencarnación de una heroína muerta hace siglos. Sin embargo, ahora algunos miembros de la Compañía han descubierto que la niña muda que rescataron y protegieron es realmente la Rosa Blanca renacida. Ahora puede haber un camino hacia la luz, incluso para los que son como ellos... si pueden sobrevivir.


RESEÑA: La saga de La Compañía Negra de Glen Cook, que tristemente sigue descatalogada en español desde la desaparición de La Factoría de Ideas, continúa su primera trilogía (o primera crónica) con su segunda entrega titulada Shadows linger (que español se tradujo como Sombras fluctuantes). Tras los sucesos narrados en La Compañía Negra y la implacable victoria de la Dama sobre los rebeldes en la batalla de Charm, sus ejércitos siguen dando caza a los pocos que todavía se le oponen. Entre los más efectivos de sus fuerzas armadas se encuentran los mercenarios de la Compañía Negra, que continúan manteniéndose fieles a la despiadada Dama que está dispuesta a exterminar hasta el último de los seguidores de la profetizada Rosa Blanca. Lo que ella no sabe es que esta se encuentra a buen recaudo lejos de ella, protegida por Raven, antiguo soldado de la Compañía Negra.
"No creo en el mal absoluto. Creo en nuestro lado y en el suyo, con el bien y el mal decididos tras los actos por los que sobreviven."
En esta nueva entrega Glen Cook apuesta por dos lineas argumentales separadas. Una de ellas es la protagonizada por los soldados de la Compañía Negra, con el cronista y sanador Croaker como nuestro narrador cercano, y en la que seguimos sus pasos mientras persiguen los focos rebeldes que se esconden de la persecución. Cook muestra su maestría narrativa desde el mismo arranque de la novela, con una impactante escena de emboscada en una taberna, con los mercenarios de la Compañía Negra jugando a las cartas al lado de sus desprevenidos enemigos, y que no desentonaría en la mismísima Malditos Bastardos de Quentin Tarantino.
Su rutinario trabajo de persecución se verá interrumpido cuando la Dama los convoque para enviarlos de nuevo con varios de los Diez que Fueron Tomados, los siniestros hechiceros que cumplen su voluntad, y que parecen haber encontrado una nueva amenaza para su Imperio en los antiguos túmulos donde todavía yace atrapado el consorte de la Dama, el Dominador. La lucha milenaria y sutil entre ambos poderes continúa todavía en la actualidad, y de alguna forma los miembros de la Compañía Negra logran convencerse de que están haciendo algún bien al mundo poniéndose de lado del mal menor.
La otra trama argumental de la novela nos lleva hasta la ciudad de Juniper, a miles de kilómetros y en el lejano norte, donde el  implacable frío muerde sus calles con fuerza. Allí ha encontrado refugio Raven y Darling, que tratan de pasar desapercibidos como simples viajeros que se hospedan en una humilde taberna de los barrios bajos de la ciudad.
Toda esta parte de la trama nos es narrada a través de los ojos del tabernero: el apocado, cobarde y miserable Marron Shed. Demostrando que lo suyo no es ceñirse a los cánones fantásticos Glen Cook otorga gran parte del protagonismo de la novela a esta versión cobarde y miserable de Cebadilla Mantecona. Con una madre ciega y una taberna que se cae a pedazos en la zona más depauperada de la urbe, Shed tiene que hacer todo lo posible para tratar de pagar sus deudas con los matones que lo explotan. La violencia, la injusticia, la miseria y las bandas de malhechores campan a sus anchas por las embarradas y frías calles de Juniper, dejando muy lejos todas los ansias de libertad y riqueza que pueblan los sueños del mediocre Shed.
Por esa misma razón es tan fascinante como evoluciona el personaje a lo largo de Shadows linger, y como Cook logra convertirlo en una figura heroica sin estridencias ni excesivos elogios. Un hombre que descubrirá por si mismo lo bajo que se puede caer, y las miserias que se ocultan dentro del corazón de cada hombre, pero que logrará hacerse con su destino para acabar defendiendo lo que considera que es justo.
"Somos la Compañía Negra. No somos ni buenos ni malos. Solo somos soldados con espadas para alquilar. Pero estoy cansado de nuestro trabajo tenga siempre consecuencias horrendas".
Las dos tramas de la novela se cruzarán de una forma muy sencilla pero efectiva, con Cook jugando con la desconfianza mutua que se genera entre ambos grupos de personajes y haciendo malabares con lo que cada uno de ellos cree que está ocurriendo. Todo ello se encamina para crear un tramo final altamente adictivo, cuando todas las piezas de lo que está ocurriendo encajan y ponen en marcha una maquina imparable, donde las sorpresas están aseguradas (tanto para los personajes como para el lector). 
Con Shadows linger la saga de La Compañía Negra sigue demostrando que la fantasía de Glen Cook es una visión sucia y realista del corazón humano. Los personajes se enfrentan a un mundo despiadado, poblado de enemigos, y donde las decisiones sobre qué es lo correcto nunca son fáciles de tomar y donde el mal menor tiene un rostro casi amable. Con una trama donde se mezcla la acción, el realismo sucio, una pizca de horror sobrenatural, grandes personajes, unas gotas de humor negro y la magia oscura, Shadows linger es una atractiva mezcla que destila fantasía moderna por todos sus costados. A pesar de su pesimismo innato, Cook se reserva un pequeño resquicio para la esperanza, donde el compañerismo y la lucha por aquellos que están a tu lado mantiene en pie a los mercenarios de la Compañía Negra, y les impulsa a guiar sus actos en pos de un mañana mejor para ellos y su mundo.


VALORACIÓN 9/10

FICHA
Shadows linger (La Compañía Negra, 2)
Glen Cook
Tor Books
Rústica sin solapas, 320 páginas
17 euros (versión omnium Chronicles of the Black Company)

4 comentarios:

  1. La primera trilogía me pareció lo mejor de la compañía negra. Influyó mucho que cuando la leí, hace muchos años, estaba acostumbrado a la fantasía clásica y esta saga fue como un suplo fresco y me abrió nuevos horizontes...

    Me gustaría releerla, pero hay tanto para leer, que las relecturas siempre las voy dejando pasar.

    Saludos y buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A ver si alguna editorial española se anima a recuperarla en una edición decente y nos obliga a releerla!
      Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Ahora mismo estoy leyendo este libro y quería hacer un par de apuntes.

    Por un lado, es increíble lo que cambian los nombres de personajes y localizaciones del inglés a español. Por ejemplo Croaker (que es un tipo de pez hasta donde yo sé) está traducido como Matasanos. Y quien en inglés responde al nombre de Marron Shed en español lo hace al de Chozo de Castañas.

    Sé que las novelas llevan en nuestro país cerca de 30 años y que era diferente en aquel entonces. Pero me sorprende mucho eso de cambiar los nombres propios cuando en inglés suenan muy bien, incluso para esa época. No digo que estén mal, solo me sorprende.

    En segundo lugar decir que este segundo libro de la saga me está gustando mucho más que el primero. No solo porque de la sensación de que Cook ha mejorado su estilo directo y sin descripciones, si no por la trama en sí y en la forma que se desarrolla.

    Del primer libro me cansaba mucho eso de que La Compañía Negra ganase todas sus batallas pero aun así los rebeldes se impusieran en el cómputo global y fuesen obligando a los ejércitos de la Dama a retroceder. Y no era cosa de una o dos veces. Tenía la sensación de que Cook no quería dejar a La Compañía Negra como unos incompetentes pero a la vez quería ponerlos contra las cuerdas con eso de retroceder y retroceder y volver a retroceder hasta llegar a Charm (Hechizo, es español).

    Y aunque disfrutaba de los politiqueos entre los Tomados por ver quién conseguía más influencia, quién se ganaba el favor de la Dama, al final ya lo vi un poco exagerado. En la batalla de Hechizo los Tomados se daban de tortas entre sí sin ayudarse los de un bando y otro y sin que la Dama (que en teoría podría cargárselos bastante fácilmente) les parase los pies.

    Como digo, la trama de este libro me está gustando mucho más. Sobretodo porque tengo la sensación de que las cosas pasan por algo, no como en el primero que ya digo que parecía que la compañía retrocedía por exigencias del guión a pesar de ganar cada batalla en la que participaban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La traducción al español no es la mejor. Ya me lo habían comentado, incluso que algunos personajes cambian de nombre de un libro a otro, y eso hizo que me decidiera a leerlo en inglés, y desde luego no me arrepiento.
      Sobre lo que comentas de esta segunda parte, opino igual. Cook ha desarrollado la trama de una forma más natural y creo que crece mucho la historia de la Compañía, la Dama y sus enfrentamientos. Y por supuesto, la inclusión de un personaje tan poco habitual en la fantasía como Marron Shed me parece toda una genialidad. Estoy deseando leer la Rosa Blanca para descubrir como concluye esta primera trilogía.
      Saludos y gracias por dejar tu opinión

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...