domingo, 21 de mayo de 2017

Reseña: El extraño verano de Tom Harvey, de Mikel Santiago

SINOPSIS: «Yo estaba en Roma cuando Bob Ardlan me llamó. Para ser exactos: estaba con una mujer en Roma, cuando Ardlan me llamó. Así que cuando vi su nombre en la pantalla del teléfono pensé: “Qué demonios, Bob. No me llamas en una eternidad y vienes a estropearme el mejor momento del verano”. Y lo dejé sonar.
Dos días después, supe que Bob había caído desde el balcón de su mansión en Tremonte pocos minutos después de marcar mi número. ¿O tal vez le habían empujado? No me quedaba más remedio que pisar el acelerador del coche y plantarme allí para hacer unas cuantas preguntas.»
Un lugar idílico, bañado por la luz cegadora del Mediterráneo. Una galería de personajes estrafalarios, carismáticos y sospechosos. Un «quién-lo-hizo» a ritmo de thriller en el que todo el mundo puede ser culpable hasta que se desvele la verdad.



RESEÑA: Uno de los recursos más antiguos de la novela negra o policíaca es el del crimen que reúne a su alrededor a una multitud de sospechosos, y en la que el protagonista-barra-investigador tendrá que ir descartando hasta dar con el criminal. Tirando de esta recurrida estructura el vasco Mikel Santiago regresa a las librerías con un nuevo thriller en el que nos lleva hasta la soleada costa del sur de Italia para presentarnos a una galería de personajes de la más alta jet set y tratar de averiguar cuál de ellos está detrás del asesinato (o accidente) que acabó con la vida de un célebre artista británico. Todo ello narrado de una forma tan adictiva como entretenida, con una pizca de humor y muchos guiños a las novela negra clásica.
La novela arranca con un extraño suicidio que no parece nada claro. Tom Harvey es un saxofonista de jazz que va tirando con lo que saca en pequeños conciertos en bares y como guía turístico en Roma. Una noche recibe la llama de Bob Ardlan, el padre de su ex-mujer, a la que no puede responder. Solo dos días después la propia Elena Ardlan le llamará para comunicarle que su padre ha fallecido al caer desde el balcón de su lujosa residencia en Tremonte, en el soleado sur de Italia. Cuando Harvey acude a consolar a su antigua esposa descubrirá que hay muchos puntos oscuros en la muerte de Ardlan y empezará a plantearse porqué lo llamó a él apenas quince minutos de la supuesta hora de su fallecimiento.
Como ya ocurría con sus dos anteriores novelas (La última noche en Tremore Beach y El mal camino) Mikel Santiago consigue asentar las bases de la trama su novela con suma rapidez, enganchando enseguida al lector tanto a la figura de este narrador-protagonista, un saxofonista demasiado obsesionado con los detalles que no encajan, como a la historia de sus peripecias con solo un puñado de páginas. Gracias a ello el lector avanza con suma rapidez en esta lectura, plagada de misterios, revelaciones y pistas que puede tratar de encajar pero que no se resuelven hasta las últimas páginas de la novela.
Por supuesto las sorpresas están aseguradas a lo largo de toda la obra, cuando las sospechas sobre los personajes con los que se ve cruzando Tom Harvey fluctúan de un posible sospechoso al siguiente. Como en toda buena novela de misterio cuando los indicios apuntan en una dirección concreta, un nuevo dato o suceso hará girar la rueda de las sospechas 180 grados. Nadie esta libre en este complejo caso de asesinato (¿o solo fue un simple accidente y Tom está sacando todo de madre?).
Como ya sucedía en El mal camino, en esta nueva novela el autor español vuelve a crear un ambiente que a primera vista parece idílico y paradisíaco, repleto de sol y lujosas fiestas en mansiones costeras, solo para demostrarnos que el mal y lo peor del género humano acecha en él. Envidias, ambiciones, avaricia y todo un largo etcétera de los más bajos instintos encuentran refugio en esta turística costa italiana, y Tom Harvey tendrá que hacer frente a todos ellos... y a sus propios fantasmas. Sin embargo en esta ocasión el protagonista no está tan torturado ni castigado interiormente, aunque todavía cargue con algunas heridas del pasado debido a su fallida relación con Elena.
Quizá el único elemento que me chirría en el final de esta novela es el recurso a ciertos elementos sobrenaturales para resolver algunas situaciones y que casi convierten el desenlace casi en un 'deus ex-machina' demasiado increíble. Es cierto que Mikel Santiago siembra con cuidado las pistas en este juego, pero es un cambio tan marcado en el tono de la novela que no deja de sorprender al lector... y al menos en mi caso no para bien.
En cualquier caso en El extraño verano de Tom Harvey asistimos a un juego del "adivina quien lo ha hecho" perfectamente montado y narrado, que atrapa al lector desde su primera página. Con una ambientación donde el lujo, el sol y la buena vida se mezclan con una serie de personajes de clase alta pero que parecen tener muchas sombras en sus personalidades. Un thriller muy bien montando que apenas deja un momento de respiro al lector, llevándole de una duda a la siguiente en un puzle donde todo se resuelve casi en la última página. Un novela negra con un protagonista carismático y que hará las delicias de los amantes del misterio y los enigmas policíacos, narrado con una pizca de humor y con multitud de sospechosos que tendrán que aclarar que estaban haciendo el día que murió Bob Ardlan.

VALORACIÓN 8/10

FICHA
El extraño verano de Tom Harvey
Mikel Santiago
Ediciones B
496 páginas, rústica con solapas
20 euros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...