miércoles, 25 de enero de 2017

Reseña: Calamity, de Brandon Sanderson

SINOPSIS: Los Épicos nacieron cuando Calamity iluminó los cielos. Desde esa noche histórica, el destino de David ha estado entrelazado con el de esos malvados. Steelheart asesinó a su padre. Firefight le robó el corazón. Y ahora Regalia ha convertido a su mayor aliado en un peligroso enemigo.
David conocía el secreto del Profesor. Secreto que guardó incluso cuando el Profesor se esforzaba por controlar los efectos de sus poderes épicos. Pero no pudo superar enfrentarse a Obliterarion en Babilar. El Profesor, que fue líder de los Reckoners, se ha entregado totalmente a su destino de Épico. Se ha hundido es esas tenebrosas sombras de violencia propias de todos los Épicos. Y todo saben que de las sombras no se vuelve…
Pero todo se equivocan. Es posible redimir a los Épicos. Megan ya lo demostró. No todo está perdido. Al menos, no definitivamente. Y David está lo suficientemente loco como para enfrentarse al Gran Épico más poderoso de la historia con tal de recuperar a su amigo. O al menos, morir intentándolo.



RESEÑA: El mundo poblado de despiadados Épicos de poderes sobrehumanos que dominan de forma tiránica sobre una gran mayoría de una acobardada sociedad llega hoy a su última entrega con Calamity. En el tercer volumen de la saga juvenil de los Reckoners Brandon Sanderson debe resolver por fin el enfrentamiento final con el más poderoso de los Épicos, el que fuera el antiguo líder y mentor de los propios Reckoners, que ahora aterroriza al mundo como el tiránico Limelight. A pesar de que Firefight, la anterior entrega, era una novela bastante irregular tenía un final que dejaba la trama en todo lo alto y sin duda prometía muchas emociones para el último volumen de la saga... y efectivamente así ha sido, porque Sanderson logra una entrega final repleta de acción, humor, revelaciones y la pátina de optimismo de la que siempre hace gala el autor de Nebraska.
Brandon Sanderson vuelve a enfrentarse a la difícil tarea de cerrar de forma satisfactoria una trilogía. Los lectores pueden estar tranquilos porque las preguntas y cuestiones planteadas en las dos anteriores entregas encuentran respuesta en Calamity, dosificándose a lo largo de sus 400 páginas de forma hábil y entremezcladas con la acción desbordante a la que nos tiene acostumbrados el prolífico escritor.
La novela, al más puro estilo de película de acción palomitera, arranca con una peligrosa misión de los Reckoners supervivientes para tratar de rearmarse tras los desastrosos sucesos de Babilar. (Hay que señalar que, por alguna razón desconocida, ahora los Reckoners aparecen como Exploradores cuando en las dos primeras partes de la trilogía se optó por no traducir el nombre del grupo. Un poco desconcertante). Como no podía ser de otra forma para ello nuestros desesperados protagonistas acuden a la Fundición Knighhawk, encargada de suministrar toda la asombrosa tecnología que replica los poderes de los Épicos. Gracias a esto al fin podremos empezar a descubrir algunos de los extraños misterios que rodean a Knighthawk y cómo son capaces de fabricar sus efectivas armas.
Pero sin duda la pregunta más importante que se dirime en esta última entrega es si los Reckoners serán capaces de redimir a su antiguo maestro o tendrán que acabar con él como hacen con la mayoría de Épicos. Todos y cada uno de los miembros de los Reckoners tienen que hacer frente a esta dura realidad, enfrentándose al hombre que los lideró en su lucha y que ahora viaja hasta la increíble Ildithia (la antigua ciudad de Atlanta) con un objetivo desconocido y que nuestros héroes tendrán que descubrir si quieren derrotarlo.
Y es que en esta tercera entrega la principal localización de la novela se traslada hasta la ciudad de Ildithia que vuelve a convertirse en un personaje más de la obra debido a su asombroso estado. OJO, SPOILERS Ildithia es una urbe hecha completamente de sal, que se destruye y se reconstruye sola en un ciclo constante que dura varios días. Y como si esto no fuera suficiente, la ciudad se va desplazando sola. FIN DE SPOILERS
Una vez allí los Reckoners tendrán que hacer frente a un nueva tanda de Épicos con poderes y habilidades a cuál más llamativas. Aquí tenemos las grandes escenas de acción, perfectamente narradas y estructuradas, con las que Sanderson sabe entretener al lector y arrastrarlo página tras página sin remedio. El ritmo de esta última entrega me ha parecido mucho más directo, dinámico, sin apenas dejar respiro y sin los baches que sufría la trama de Firefight.
Por supuesto la novela profundiza en la relación entre David y Megan, prestando una mayor atención a los dilemas de esta última debido a que tiene que continuar plantando cara a la terrible carga de sus poderes de Épica. Afortunadamente Sanderson sabe trufar toda la trama con calculadas dosis de humor (si, David sigue haciendo comparaciones penosas y desconcertantes) por lo que en ningún momento se aleja del puro entretenimiento palomitero.
El final de la saga, sin entrar en detalles reveladores para no destripar ninguna sorpresa al lector, entra en lo que podríamos calificar de "estilo Sanderson": un visión optimista de género humano y de lo que podemos lograr cuando nos esforzamos por luchar por aquello en lo que creemos. No es tampoco idílica, porque hay sacrificios y cosas que no se pueden cambiar a mejor, pero permite mirar la realidad con una visión un poco más luminosa que a la que nos tienen acostumbrados otros autores de fantasía actual bastante más pesimistas.
En definitiva, Brandon Sanderson logra montar un último acto de los Reckoners que se devora con gran rapidez, gracias a la imparable mezcla de acción y revelaciones que se suceden a lo largo de sus páginas. Como es habitual en la forma de trabajar del escritor de Nebraska demuestra que la historia de la trilogía está perfectamente estructurada y que cada elemento encaja sin fisuras en el puzle que ha ido montando con cada nueva novela de esta entretenida saga juvenil.
El final de los Reckoners (tal y como ocurriera ya con Nacidos de la Bruma en el Cosmere) es profundamente optimista, demostrando que los protagonistas tiene la opción de enfrentarse al mal para tratar de crear un mundo (un poco) mejor que el que se encontraron. Por supuesto no todo encuentra solución, y los errores cometidos tienen su precio para cada personaje, pero al menos logra dejarnos un regusto luminoso, más digerible y acorde con una saga juvenil que ha logrado dar una nueva y original perspectiva sobre el trillado mundo de los superpoderes.



VALORACIÓN 8/10

FICHA
Calamity (The Reckoners, 3)
Brandon Sanderson
Nova, rústica con solapas
416 páginas
Traducción de Pedro Jorge Romero
21 euros

7 comentarios:

  1. He leído por encima la reseña, aunque ya sé que no sueles meter spoilers, siempre me gusta llegar a los libros que me gustan sin saber nada de nada...Cuando lo lea ya te comentaré XD

    ResponderEliminar
  2. Desconcertante eso de exploradores, que cosa más rara. Siendo Sanderson nunca me espero un final desasogante y pesimista, pero bueno, tampoco nunca termina todo de color de rosas, baste recordar ese final de El heroe de las eras. Tengo ganas de leerlo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola. Ya se puede comprar en español? No lo veo por ningun sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, en sitios como Cyberdark y lo he visto por más tiendas ;)
      https://tienda.cyberdark.net/calamity-reckoners-3-n249603.html

      Eliminar
    2. Perdona la insistencia ¿en ebook tambien esta en venta ya?

      Eliminar
    3. En Lektu está disponible, debería estarlo en cualquier otra página de ebooks también ;)

      https://lektu.com/l/b-de-books/calamity-reckoners-libro-iii/6242

      Eliminar
    4. Muchisimas gracias. No conocia esa web.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...