martes, 30 de septiembre de 2014

Reseña: Aleación de ley, de Brandon Sanderson

SINOPSIS: Han pasado ya trescientos años desde los acontecimientos narrados en la trilogía Nacidos de la Bruma (Mistborn) y Scadrial se encuentra ahora cerca de la modernidad: ferrocarriles, canales, iluminación eléctrica y los primeros rascacielos invaden el planeta.
Aunque la ciencia y la tecnología están alcanzando nuevos retos, la antigua magia de la alomancia continúa desempeñando un papel fundamental. En una zona conocida como los Áridos existen herramientas cruciales para aquellos hombres y mujeres que intentan establecer el orden y la justicia. Uno de estos hombres es Lord Waxillium Ladrian, experto en metales y en el uso de la alomancia y la feruquimia.
Después de vivir veinte años en los Áridos, Wax se ha visto obligado, por una tragedia familiar, a volver a la metrópolis de Elendel. Sin embargo, y a su pesar, deberá guardar las armas y asumir las obligaciones que exige el hecho de estar rodeado de la clase noble. O al menos eso cree, ya que aún no sabe que las mansiones y las elegantes calles arboladas de la ciudad pueden ser incluso más peligrosas que las llanuras de los Áridos.
Un skyline metálico de bruma, de ceniza y vapor conquista el cielo amenazando a todos aquellos que viven y luchan debajo de él.

RESEÑA: Con Aleación de ley el escritor Brandon Sanderson regresa al mundo donde transcurría su apasionante y memorable trilogía Nacidos de la bruma, pero en este caso con una historia ambientada unos trescientos años después de las aventuras de Vin, Kelsier, Elend y compañía. Y esos trescientos años no han transcurrido en vano: el mundo de Scadrial se encuentra en plena 'revolución industrial', por llamarlo de alguna manera, ya que por todas partes se pueden observar avances científicos asombrosos como los trenes de vapor, la electricidad y los rascacielos que empiezan a dominar el perfil de ciudades como Elendel, la urbe más grande del mundo. Eso por no hablar de la gran variedad de armas de fuego disponibles.
Pero en este mundo moderno siguen existiendo personas con poderes alománticos, y algunos de ellos han decidido utilizar sus poderes para mantener el orden y la ley en la peligrosa región de los Áridos. Uno de estos guardianes de la ley es Lord Waxillium Ladrian, 'Wax'. Sin embargo una tragedia familiar le obligará a regresar a la 'civilizada' Elendel y convertirse de nuevo en un respetado miembro de la alta sociedad de la capital, que tan poco interés despierta en él. Su voluntad será puesta a prueba cuando su camino se cruce con los 'desvanecedores', una banda de ladrones de trenes que ha sembrado el terror en la capital con sus misteriosos ataques y sus secuestros de damas de la alta sociedad.
Sanderson da un giro en la ambientación de esta secuela y ahora nos sumerge en un mundo industrial con aires al siglo XIX europeo y que por momentos toma tintes de western fronterizo donde no faltan los asaltos al tren, duelos cargados de balas y defensores de la ley con sus sombreros vaqueros. Una idea muy interesante en un género literario que suele mantener los mundos fantásticos estancados en una Edad Media permanente sin avances científicos ni sociales de ningún tipo.
A pesar de estar ambientada unos 300 años después de la trilogía original, Sanderson nos hace esbozar una media sonrisa al reconocer elementos de Nacidos de la bruma como las fiestas celebradas por los nobles en sus grandes casas, la costumbre de los alománticos de llevar sus metales en pequeños botecitos con líquidos (Wax es un auténtico crack y sustituye el agua por el whisky) o las veladas referencias a los protagonistas originales convertidos con el paso de los siglos en figuras míticas y religiosas como la Guerrero Ascendente, el Superviviente y Ojos de Hierro entro otros.
A pesar de esto no es necesario haber leído antes la trilogía de Nacidos de la bruma para disfrutar de esta historia independiente, aunque si es verdad que tener presente los tres libros anteriores ayuda a comprender plenamente algunos sucesos de la trama.
Como ya viene siendo habitual en sus libros, Sanderson sigue demostrando su gran habilidad para mostrar complejas escenas de acción al lector, siempre perfectamente descritas y muy visuales. Este hombre tiene un don para manejar escenas donde aparecen multitud de personajes enfrentándose, y siempre logra que en ningún momento se haga pesado para el lector.
Además, a los asombrosos combates con poderes alománticos ahora se añade el peligro que supone para los protagonistas el uso de las armas de fuego, capaz de complicar mucho la vida a cualquier brumoso o alomántico.
Otro de los puntos fuertes del escritor norteamericano es la creación de grupos de protagonistas con una química brutal. El intrépido Wax, su compañero de fatigas Wayne y la inexperta Lady Marasi forman un trío protagonista muy resultón, que regala al lector grandes escenas y más de un momento de humor memorable (y de entre todos me gustaría destacar la explicación de las clausulas del 'contrato para cortejar' a Lady Steris. Sencillamente genial).
En cuanto a la historia de Aleación de ley resulta atrayente desde la misma escena inicial (creando un conflicto personal que Wax tendrá que resolver a lo largo del libro). Sanderson desarrolla sin fisuras una trama que se nota que tiene bien atada en todos sus detalles. El norteamericano es un maestro a la hora de ir dejando caer 'piezas' que a veces pasan desapercibidas en una primera lectura y que solo nos encajarán cuando el quiera desvelar el montaje que hay detrás. Y es que como ya demostró con Nacidos de la bruma es un auténtico mago de los detalles y las tramas bien ensambladas.
A todos los que disfrutéis de una trama que mezcle investigación policiaca con la acción propia de un western, Aleación de ley os va a encantar. Y si os gustó Nacidos de la bruma y deseáis más combates alománticos y luchas en las brumas, aderezadas con unos cuantos revólveres, explosiones de dinamita y asaltos al tren, este es vuesto libro.
Eso sí, a pesar de que la historia tiene una conclusión adecuada deja algunos elementos de la misma en suspenso para una continuación que, si todo va según lo previsto, Brandon Sanderson tiene previsto publicar en noviembre de 2015 con el título de Shadows of Self. A algunos se nos va a hacer muy larga la espera para volver a ver de nuevo a Wax, Wayne y Marasi, pero seguro que vale la pena.

Ficha
Aleación de ley
Brandon Sanderson
Ediciones B
359 páginas
8 euros

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de empezar la trilogía nacidos de la bruma, pero no me aclaro muy bien con los títulos porque me descargué todas las obras de Sanderson (sí, lo sé, soy una pirata) y me encontré un batiburrillo impresionante que no sé muy bien donde empieza, y no me aclaraba con dónde encajaba esta, ya veo que es una secuela (podría haberlo buscado en wikipedia, pero nunca veía el momento).
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Inés!
      La verdad es que la wikipedia siempre ayuda a solucionar este tipo de dudas sin soltar muchos spoilers.
      Primero va la trilogía, y esta novela es una secuela (y supuestamente Sanderson va a escribir dos más con estos mismos personajes):

      http://es.wikipedia.org/wiki/Brandon_Sanderson#Nacidos_de_la_bruma
      http://en.wikipedia.org/wiki/Mistborn_series

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...