jueves, 24 de abril de 2014

Reseña: El Rey Trasgo. La Ciudadela y la Montaña, de Alberto Morán Roa



SINOPSIS: Han pasado ocho años desde que el imperio de Kara desapareció, convertido en polvo añil por un poder que escapa a toda comprensión. La Ciudadela, silenciosa guardiana de la paz gobernada por tres naciones, vigila los reinos del hombre navegando los cielos.
En un pueblo del frío norte, dos amigos descubrirán un libro vinculado a un enigma del ayer y a un hombre entre la vida y la muerte. Nacido de la pluma de un poeta, les descubrirá los secretos que moran en las montañas a través de una historia en la que conservar la vida vale más que conservar la humanidad.
El mundo apura sus últimos latidos...
Y en la cima de los Picos Negros, contemplando el paso del tiempo entre delirantes pensamientos, el Rey Trasgo aguarda el momento de construir sus sueños a partir de sus cenizas.

RESEÑA: La literatura fantástica está viviendo a comienzos del siglo XXI una nueva época dorada gracias en su mayor parte a autores de habla inglesa como George R. R. Martin, Brandon Sanderson o Joe Abercrombie. Esto hace que de vez en cuando uno se pregunte que ocurre en nuestro país, donde están los escritores que cultivan el género en español. Pues bien un ejemplo de ello sería Alberto Morán Roa y su Rey Trasgo que hoy vengo a reseñar, un libro que a pesar de publicarse a la sombra de un monstruo del género en el año 2012 (Danza de dragones, nada menos) se ha ido abriendo un hueco entre los aficionados a la fantasía. Un hueco más que merecido.
El escritor vasco debuta con esta obra en el género y lo cierto es que lo hace con muy buen pie. El Rey Trasgo nos introduce de lleno en un mundo amplio y abigarrado lleno de múltiples elementos fruto de un profundo amor a la literatura fantástica por parte del autor que se nota desde el mismo arranque de la novela. No en vano los dos protagonistas principales, Kaelan y Tobías, son ávidos lectores con los que no es difícil identificarse.
La acción de la historia está dividida en dos lugares bien diferenciados, como ya nos indica el mismo título de la obra: la Ciudadela y la Montaña. La primera es una increíble construcción que flota en el aire gracias a un poder desconocido y que tres de los reinos más importantes deciden utilizar como arma defensiva frente al expansionista y tiránico Imperio de Kara. La Ciudadela es un lugar realmente impresionante (que inevitablemente nos recuerda a otras ‘islas flotantes’ de la fantasía como Laputa de Los viajes de Gulliver o Engendro de Luna de la saga Malaz) que es ambicionado por diversos poderes del mundo debido al terrible poder que atesora en su interior y que los reinos de Esidia, Thorar y Ara tendrán que defender a costa de la vida de sus valientes guerreros.

Esta parte de la novela está dominada por la acción, con múltiples batallas descritas con bastante acierto aunque quizá no resulten muy del agrado de los lectores que no disfrutan con tanto combate, así como por las intrigas políticas para hacerse con el destino de la Ciudadela, donde las traiciones y engaños harán darse la vuelta a la situación más de una vez. Las dudas de Kaelan, el comandante esidio, sobre cómo utilizar un poder tan descomunal (capaz de borrar millones de vidas en solo segundos) son más que comprensibles para el lector actual, acostumbrado al terrible efecto destructivo de las armas modernas. Morán Roa nos muestra las implicaciones morales a las que se tiene que enfrentar todo guerrero a la hora de decidir qué es lo correcto, y los tres comandantes de la Ciudadela son solo tres facetas de un mismo dilema: ¿hasta dónde se puede llegar para protegerse?
Pero sin ninguna duda el gran protagonista de la función en la novela de Morán Roa es el Rey Trasgo y su reino en los Picos Negros. La parte dedicada a la Montaña es posiblemente lo mejor de toda la novela, una trama que se desarrolla en un lugar oscuro y lleno de misterios que poco a poco atrapa al lector y hace que un escalofrío le recorra la espalda al imaginar los túneles poblados de criaturas ancestrales y repulsivas propias de una pesadilla. Un mundo de oscuridad y montañas descomunales donde el mal espera, agazapado en la sombra. Y dominándolo todo se encuentra el Rey Trasgo, un personaje de una complejidad asombrosa, que a veces hace dibujarse una sonrisa en el rostro del lector con sus comentarios mordaces para al instante siguiente hacerlo estremecerse por lo siniestro y psicótico de su comportamiento. Una criatura que recoge lo peor del comportamiento humano para devolvérselo multiplicado con toda su maldad.
Quizá lo único negativo que se le pueda achacar al libro sea su comienzo algo atropellado, con demasiada información que asimilar en muy pocas páginas y que puede llegar a confundir al lector con tanto salto temporal… pero lo cierto es que una vez que has cogido pie en el mundo de El Rey Trasgo la lectura avanza a muy buen ritmo y llena de multitud de sorpresas que no desvelaré aquí. El resultado final es por lo tanto realmente satisfactorio y nos deja con ganas de adentrarnos en la segunda parte de la historia, Títeres de sangre, publicada recientemente. Porque este Rey Trasgo es simplemente el comienzo de una historia mucho más amplia, como muy bien se puede comprobar por su final que deja abierta todas las tramas y con muchas preguntas aún por responder.

NOTA: A los que os haya picado el gusanillo entrad en la página web de la novela aquí donde podréis leer los primeros capítulos.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! ¡El mes que viene me lo compro fijo! Me descargué el fragmento de Amazon y la canción o poemilla del principio me encantó muchísimo, lo malo es que tengo las expectativas muy altas, espero no llevarme un chafón, aunque creo que no lo haré...xD.
    Una estupenda reseña,
    Esther.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Esther! Me alegro que te gustara la reseña :)
      Yo también había leído reseñas bastante buenas del libro y temía que me decepcionara, pero todo lo contrario. Morán Roa logra darle a la novela su propio estilo y engancha mucho, sobre todo la parte de la Montaña.
      Ya me contarás que te parece cuando lo termines :)
      Gracias por comentar ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...